Contra Viento y Marea

OPINIÓN por el Eje de Comunicación de la COPAE

De Copae

Ana González (Izq), responsable del Eje de Monitoreo de la COPAE y Anabela Sibrián (Der) de la Plataforma Holandesa en la presentación del Tercer Informe de Agua de la COPAE

Cuando COPAE presentó su tercer estudio de monitoreo ambiental en Ciudad de Guatemala el día 25 de agosto, sabíamos que íbamos a levantar ampollas.

Montana Exploradora de Guatemala (subsidiaria de Goldcorp), cada vez más asediada por los estudios científicos en su contra ha cambiado de estrategia. Hasta ahora se limitaba a recibir las críticas como las vacas ven pasar los trenes, más o menos leían lo que el informe decía, sacaban sus conclusiones y hacían un comunicado alegando inconsistencias en dichos informes. Pero hoy en día la cosa cambio.

Ya percibimos este cambio de actitud cuando E-tech presentó un informe, encargado por OXFAM América, sobre la situación de los ríos en la zona de la explotación del proyecto Marlin. En esa ocasión no dudaron de afirmar la falta de rigor científico del estudio, a pesar de que dicho estudio estaba realizado por científicos con una irreprochable trayectoria profesional, y que los datos recogidos estaban basados en estudios previos de la propia empresa. No dudan en calificar como irrefutable verdad una serie de estudios realizados por AMAC (asociación de monitoreo ambiental comunitario) a pesar de su probada actuación como estamento interno de la empresa. Tampoco dudan en aceptar como verdad incuestionable los datos del Ministerio de Medio Ambiente (que solo realizó tres estudios en un año y que el propio Viceministro Zurita califico como escasos).

No podíamos dudar, por consiguiente, que hicieran pedazos nuestro informe. Pero quizás lo que más nos llamó la atención fue la rapidez con que se hizo.

De Copae

Peter Hughes, Gerente Departamento de Ambiente de Montana Exploradora S.A. durante su intervención en la presentación

Comentábamos, medio en broma, medio en serio, que los analistas de la empresa habían batido un autentico record al sacar un comunicado contra el informe de E-tech apenas dos horas después de presentado el informe. Lo más asombroso fue ver como la empresa ya había realizado un informe cuestionando la seriedad del informe de COPAE apenas ¡40 minutos! después de recibir el informe.

No se duda de la capacidad de lectura de un informe de poco más de 50 páginas en 40 minutos pero leerlo, comentarlo, analizarlo y hablar, con fundamento, en cuarenta minutos es harina de otro costal.

Básicamente lo que demuestra esto es que la empresa tiene poca, por no decir nula, capacidad de crítica. ¿Qué es lo que decía o indicaba el tercer informe de monitoreo de COPAE? Pues simplemente de que existen indicios de comienzo de un posible drenaje acido por parte de la empresa, cosa dentro de lo normal en una explotación minera, y que existe la necesidad de realizar más estudios. Que estos estudios se hicieran de forma independiente y seria pues la vida de guatemaltecos está en juego y que el gobierno de la Republica de Guatemala asuma su rol en todo este asunto. Nada más. No se hicieron juicios de valor, no se hicieron supuestos catastróficos ni se realizaron afirmaciones irresponsables, se pidió más estudios y más cuidado con una actividad industrial que, ya se ha demostrado, no es tan buena para la gran parte de la sociedad guatemalteca. La respuesta de la empresa nos indica que son incapaces de aceptar que alguien les cuestione. No importa si el estudio es científico o no, no importan los estándares utilizados, no importa quién lo avale. Importa que no es un informe realizado por ellos, un informe al que no “se le puede meter mano” y por lo tanto no es un informe valido.

La seriedad de este asunto nos lleva a cuestionar ¿qué tanto esta la empresa a favor del desarrollo de las comunidades?, ¿qué tanto su labor está a favor del bien del país? y ¿qué tanto se trabaja para apoyar la liberación de las comunidades de la red de la pobreza y la exclusión, como lo afirman en sus campañas publicitarias?.

El tercer informe de monitoreo de los ríos Tzala y Quivichil es el monitoreo más concienzudo que se realiza sobre este tema en el área. COPAE es la única organización que realiza un monitoreo constante de la calidad de los ríos MENSUALMENTE, y es un estudio que lleva tres años. Es la única organización que cuenta con un laboratorio independiente. Es, en suma, un informe hecho con el rigor científico que se requiere para la seriedad del asunto, se puede cuestionar la forma pero desde luego no el fondo del asunto.

Las pruebas están ahí, es el tercer informe que se realiza y a pesar de las críticas ni una sola de las 36 muestras tomadas durante los 3 años ha podido ser refutada.

La cuestión es lógica. A quien creer ¿a un estudio hecho a conciencia, con muestras mensuales y avalado por prestigiosos estamentos internacionales, o a estudios incompletos de un gobierno con serias carencias, o a una empresa que se juega millones de dólares en este asunto?

Respóndame

 

http://www.resistencia-mineria.org/espanol/?q=node/305

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: