¿Cuál es su precio?

Opinión

SIEMPRE VERDE

¿Cuál es su precio?

Los candidatos presidenciales han hablado sobre minería. Ahora ya sabemos lo que plantean quienes aspiran a gobernar Guatemala, y resulta “interesante” que los tres supuestos punteros no se dignaran a participar en el foro del Centro de Acción Legal y Ambiental, organizado especialmente para debatir sobre minería y petróleo —aunque habían confirmado su asistencia— en el que solamente participó el señor Caballeros. Es doloroso ver que quienes tienen mayores posibilidades de ganar han centrado la discusión alrededor del tema de las regalías, como si el dinero fuera lo único importante.

Magalí Rey Rosa

MAGALí REY ROSA

Tal vez lo sea para algunos, pero para otros —los que serán directamente afectados por la megaminería— es más importante que su tierra esté sana, que su agua esté limpia y que la comunidad pueda vivir en paz; y esos son bienes que la explotación de metales pone en peligro.

En los últimos seis años, más de 53 pueblos indígenas y comunidades se han visto forzados a organizar consultas, en una clara demostración de su capacidad de participación ciudadana y de cultura democrática, para visibilizar su rechazo rotundo a la explotación de metales en los lugares donde habitan. Es obvio que la mayoría de aspirantes a la Presidencia no le dan importancia a la posición de tantos compatriotas —más de un millón de adultos han participado en estos ejercicios…—, pues ¡de plano! no quieren entender sus argumentos y jamás se han puesto en sus zapatos. Viven en mundos tan diferentes que no entienden que lo que ellos consideran “desarrollo” no tiene sentido para los pueblos indígenas, los cuales ven a la Tierra como madre y no como mercancía que se negocia. ¿O tienen miedo de asustar a sus financistas? Alguno ha dicho que no quiere vulnerar los derechos de las transnacionales ¿y los derechos del pueblo guatemalteco?

Tampoco se pueden creer las vehementes declaraciones de quienes aseguran que van a subir las regalías, o que durante “su” gobierno la minería metálica se hará de manera responsable, solidaria y sostenible, porque eso es imposible. Sabemos que un político con hambre de poder es capaz de decir cualquier cosa con tal de lograr su cometido, y que cuando ya están en la guayaba, les resulta imposible cumplir sus promesas de campaña.

El expresidente Óscar Berger, el vocero de lujo de Montana durante “su” período, le aseguró a la población guatemalteca que él sería el garante de una minería diferente. ¡Y cumplió su promesa! Nunca se había visto un despojo tan humillante de nuestra riqueza natural como el de la mina Marlin. Por cierto, el doctor Caballeros, sin querer queriendo, quemó públicamente al columnista “independiente” Estuardo Zapeta, como vocero de Montana. Y con eso ilustró una de las modalidades de corrupción que implementan las transnacionales mineras y sus cómplices, los periodistas faferos.

Acaban de avisarme, por la vía bejuco, que Perenco “ofrece” Q4 millones al Conap para que le autorice sus nuevos pozos. Ojalá la nueva secretaria ejecutiva del Conap sepa defender la Laguna del Tigre, como buena petenera.

via ¿Cuál es su precio?.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: