¡Pagado por Goldcorp!

Prensa Libre

28/10/11 – 00:00 OPINIÓN

¡Pagado por Goldcorp!

Según un nuevo estudio —supuestamente— elaborado por el Ministerio de Ambiente (MARN), “las extracciones que realiza la mina Marlin no contaminan el agua” y “el agua que utiliza la mina Marlin no se extrae de los pozos de las comunidades”. Entender la hidrometalurgia moderna requiere de conocimientos científicos y técnicos especializados, que muy poca gente tiene en Guatemala. La mayoría de expertos en minería metálica trabajan para la industria minera, otros callan por temor al sector industrial y otros más han sido ya “inducidos” al silencio por ese poderoso sector.
Antes de analizar los resultados de este nuevo estudio es necesario tener en cuenta ciertos detalles. Entre las críticas más graves que se hicieron en el 2005 al Estudio de Impacto Ambiental de la mina Marlin, fue que era tan deficiente que no incluía información y datos imprescindibles para evaluar el potencial de impacto negativo ¡real! de la mina. Por ejemplo, sobre la composición de la roca: no consigna qué metales pesados —causantes de cáncer— o sulfuros —asociados con la producción de drenaje ácido de mina— contienen las rocas de la región minada, por lo cual resulta imposible saber qué metales, y en qué proporciones, podrían afectar la calidad del agua.
Tampoco tiene información vital sobre agua. Mapas de flujos subterráneos de las aguas, para saber hacia dónde podrían migrar los posibles contaminantes; estudios hidrológicos y balances hídricos para entender la relación entre los pozos de la mina y los pozos de las comunidades en la zona de impacto de la mina… etcétera.
Esta falta de información produce un alto nivel de incertidumbre técnica. Si Montana fuera una compañía responsable, hubiera presentado toda la información necesaria. Y si el MARN fuera un ministerio confiable, el EIA hubiera sido rechazado. Desde el principio de este desagradable conflicto de intereses se señaló que Guatemala no tiene la capacidad técnica ni financiera para enfrentar decentemente el avasallador poder de la industria metálica transnacional. ¿Con qué datos hicieron el nuevo “estudio”? Ahora sabemos que no hay funcionarios en el MARN con autoridad y nivel de integridad para defender los intereses del pueblo guatemalteco. Cuesta creer que este nuevo estudio ¡pagado por Goldcorp! tiene el sustento y la rigurosidad científica que nunca se le han visto a ese ministerio.
Para asegurar que no hay contaminación ni escasez de agua relacionadas con la mina es necesario hacer estudios con profundos conocimientos de hidrogeología y geoquímica, tener acceso a información sofisticada y recursos económicos propios. Yo pongo en duda que el MARN los tenga. Si ese ministerio quiere que la población tome con alguna seriedad “su” estudio, es necesario que lo publique completo, con los nombres de los expertos que participaron y otros detalles, como a quiénes y cuánto les pagaron. Todos los anuncios que publica Montana/Goldcorp no sirven para comprar credibilidad, sólo aumentan la impresión de que la industria minera está dispuesta a invertir lo que sea, en quien sea y como sea, para poder seguir explotando las montañas de Guatemala.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: